Los supermercados mayoristas sufren por la pérdida de su principal cliente: la hostelería

No todos los canales de venta de productos de alimentación ganan con esta crisis