500 horas de confinamiento y el ánimo está mejor que el primer día

confinamiento