Los británicos le abren un agujero al turismo español en el verano de la recuperación

Playa de Palma