España y Portugal presentan una propuesta a Bruselas para fijar un tope del gas en 30 euros el MWh

Teresa Ribera