La falta de viento nos deja a merced de un gas por las nubes

La falta de viento nos deja a merced de un gas por las nubes