El Gobierno aprueba un decreto para evitar la venta a pérdidas de los agricultores