La inflación se situó en febrero en el 7,6%, dos décimas más de lo previsto y alcanza el nivel más alto en 36 años

Interior de supermercado