La inflación termina el año en el 6,7%, su nivel más alto desde 1992

IPC