Los precios del transporte marítimo comienzan a bajar, pero el atasco de suministros no se arregla

Un carguero descarga sus contenedores en el puerto de Long Beach en octubre