Ocupaciones de hasta el 90%: el primer puente sin restricciones da un chute de optimismo al sector turístico