Las reclamaciones por el uso fraudulento de las tarjetas crecen un 138% con el aumento de la digitalización

tarjeta