Las reservas nacionales salvan la campaña de verano, tocada por el hundimiento de los turistas extranjeros

Las reservas nacionales salvan la campaña de verano, tocada por el hundimiento de los turistas extranjeros