El Gobierno estima que las medidas anticrisis permitieron aflorar 285.000 afiliados a la Seguridad Social

Vista general de una oficina del SEPE