Garamendi insiste en que ahora no toca hablar del salario mínimo sino de salvar la economía

Garamendi insiste en que ahora no toca hablar del salario mínimo sino de salvar la economía