Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Voluntario y sanciones de hasta un millón de euros: las claves de la Ley del Teletrabajo que aprueba el Congreso

25/05/202105:00h.
  • Los grupos han introducido enmiendas durante su tramitación parlamentaria como garantizar que los discapacitados tenga medios adaptados

  • Al menos el 30% tendrá que ser en remoto para considerarse teletrabajo

La ley del Teletrabajo encara su recta final con su aprobación este martes en el Congreso. La norma vio la luz el pasado 22 de septiembre tras el acuerdo alcanzando por el Gobierno  con patronal y sindicatos. Más del 30% de los españoles se vieron obligados a trabajar en remoto el año pasado por la pandemia, según el INE, una cifra que creció notablemente puesto que 12 meses antes, en 2019, apenas el 4,5% de los españoles habían trabajado desde su casa. La Comisión de Trabajo aprueba hoy la nueva norma que será remitida al Senado. Durante estos meses, se han aprobado algunas enmiendas por lo grupos. A continuación las claves.

¿Habrá sanciones para quienes incumplan? Sí.

  • Las multas de la Inspección de Trabajo pueden llegar a los 983.736 euros, un 20% de lo que había hasta ahora.
  • Esta es una de las modificaciones introducidas por PSOE y Unidas Podemos. Ambos grupos argumentan que no se había revisado desde 2007.
  • "Para garantizar su eficacia, con respecto al principio de proporcionalidad", argumentan ambos grupos para elevar las multas.

¿Qué se considera teletrabajo? Se estima que un empleado teletrabaja cuando realiza a distancia al menos el 30% de la jornada laboral o el porcentaje proporcional equivalente de la duración de su contrato, con una referencia temporal de tres meses.

¿El teletrabajo es voluntario u obligatorio? La norma deja claro que es voluntario.

  • El trabajo a distancia será voluntario y reversible y requerirá de la firma de un acuerdo por escrito.
  • Ese acuerdo por escrito se podrá realizar al inicio del contrato o en un momento posterior.

¿Quién cubre los gastos? La empresa tendrá que sufragar y compensar el desarrollo del teletrabajo.

  • El trabajador no tendrá que asumir gastos adicionales relacionados con equipos, herramientas o medios para el desarrollo de su actividad laboral.
  • Los convenios colectivos podrán establecer el mecanismo para determinar y abonar la compensación de gastos.
  • El texto final incluye cuatro enmiendas de ERC dirigidas a regular el trabajo a distancia para personas con discapacidad: se quiere asegurar que los medios, equipos y herramientas sean universalmente accesibles para evitar su exclusión, y que esta accesibilidad forme parte de la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva.
  • Mientras dure la situación excepcional por la pandemia, se seguirá aplicando la normativa laboral ordinaria. Eso sí, las empresas están obligadas a dotar de los medios, equipos y herramientas para que sus empleados puedan desarrollar su actividad a distancia.
  • La negociación colectiva, en todo caso, establecerá la forma de compensar al trabajador si fuera necesario y no se hubiera hecho ya.

¿Hay alguna diferencia con los contratos en prácticas? Sí. Cuando el titular sea un menor, así como los contratos de formación o prácticas al menos el 50% deberá ser presencial.

Y en cuanto a derechos, ¿qué diferencia habrá entre el que teletrabaja o el que va presencialmente? Ninguna.

  • Los empleados que trabajen a distancia tendrán los mismos derechos que los presenciales.
  • Unos y otros tendrán que tener las mismas condiciones laborales, como la retribución, la estabilidad en el empleo, el tiempo de trabajo, formación y promoción profesional.
  • La negativa de un empleado a trabajar a distancia no será causa justificativa de despido ni de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo.
  • Tendrán derecho a la formación o promoción en términos equivalentes a los trabajadores presenciales.