500.000 empleos estarían en riesgo si el Gobierno elimina los contratos por obra, según Randstad

Un camarero atiende a varios clientes en la terraza de un bar en Palma