La pandemia destruyó el equivalente a dos millones de empleos en España, según la OIT

trabajadores hostelería