Las plataformas de reparto ahorran 168 millones al año gracias al empleo precario

Repartidora de Deliveroo en Barcelona