Tanto el trabajador como la empresa podrán decidir el final del teletrabajo y la vuelta a la oficina

La reversibilidad del teletrabajo podrá ser ejercida por trabajador y empresa