El teletrabajo se desinfla: la mitad de los que trabajaban desde casa en la pandemia ha vuelto a la oficina