País Vasco y La Rioja se preparan de manera diferente para una vendimia que emplea a miles de temporeros

Temporeros en el punto de mira