Díaz reivindica al Nobel de Economía por su estudio sobre el impacto del salario mínimo (y se le echan encima)