Aena registró 126,8 millones de pérdidas el pasado año, las primeras desde 2012

Terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas