Sabadell trasladó su sede social a Alicante "por razones técnicas y no políticas", según su presidente