Boeing ordena dejar en tierra los 777 después de que el motor de uno de ellos se incendiase y cayese a pedazos