La industria reclama aumentar su peso hasta el 20% del PIB para salir de la crisis

acero