Una videollamada de los responsables de Glovo con 500 repartidores provoca una demanda de UGT

Un videollamada de los responsables de Glovo con 500 repartidores provoca una demanda de UGT