El dueño de Virgin quiere evitar la quiebra de la aerolínea avalándola con su isla privada en el Caribe

El dueño de Virgin quiere evitar la quiebra de la aerolínea avalándola con su isla privada en el Caribe