Los tipos bajos reducen a la mitad el importe que las empresas pagan por la deuda

Los tipos bajos reducen a la mitad el importe que las empresas pagan por la deuda