Las empresas, obligadas desde hoy a un registro salarial de su plantilla para garantizar la igualdad de género

Las empresas, obligadas desde hoy a un registro salarial de su plantilla para garantizar la igualdad de género