El sector textil español vivirá dos años lastrado por la crisis del coronavirus

Las tiendas de ropa no levantarán cabeza hasta 2022