Barricadas frente a la fábrica de Alcoa tras el anuncio de 534 despidos