El dueño de Victoria’s Secret, un octogenario millonario, se plantea vender la compañía

Victoria's Secret