El Gobierno balear celebra la llegada de británicos pero pide responsabilidad y evitar excesos

El Gobierno balear celebra la llegada de británicos pero pide responsabilidad y evitar excesos