Pesadilla en el BCE: los precios no 'chutan'

Pesadilla en el BCE: los precios no "chutan"