Largas colas en los supermercados de Madrid