La inflación de la eurozona se disparó en junio al máximo histórico del 8,6%

Christine Lagarde