La segunda ola pone en peligro la recuperación y retrasa a 2023 los niveles preCovid, según el BdE

estabilidad