El BCE se inclina por ignorar el ultimátum del Constitucional alemán

El BCE se inclina por ignorar el ultimátum del Constitucional alemán