El BCE añade otros 600.000 millones para luchar contra la crisis

Christine Lagarde