La nueva presidenta del BCE quiere redefinir el plan estratégico del banco