Construcción y sector financiero acusan la desaceleración, según el Banco de España

para rebeca