Análisis

El momento de gastar es ahora (y puede que no sea suficiente)

El momento de gastar es ahora (y puede que no sea suficiente)