La deuda pública alcanza un nuevo máximo en marzo y supone ya el 125% del PIB

Banco de España