Los españoles se quedan con 1.575 millones de euros en pesetas sin cambiar