La facturación de la industria se desplomó un 11,7% en 2020

Fábrica de mascarillas