El Gobierno se hace con el control del 'banco malo' y amplía las posibilidades para la vivienda social

El banco malo, ya es nuestro