Llegan menos turistas alemanes, pero los nórdicos gastan más

Llegan menos turistas alemanes, pero los nórdicos gastan más