Los pensionistas vuelven a la carga a tres semanas de las elecciones