El PIB sigue frenando su crecimimiento hasta el 1,9% por la debilidad de las exportaciones

Europa tiene que dejar de ser Bambi en el comercio mundial